Este tipo de vendaje, facilita el proceso de reparación y recuperación del organismo frente a lesiones, reeduca la postura, mejora la contracción en el músculo debilitado, mejora la circulación sanguínea y linfática, reduce la inflamación y el dolor y mejora la fatiga muscular. Se puede aplicar en todo tipo de pacientes: desde bebés, hasta personas mayores, problemas de espalda, personas con problemas circulatorios o linfáticos, deportistas, pacientes con trastornos neurológicos, embarazadas (según la zona), etc.

  Amplio Aparcamiento

 

  Acceso a minusválidos

 

  Transporte Público

                 Bus: L5 (La Vaguada)